domingo, 1 de enero de 2017

2017 y un montón de recuerdos.

Cuando era pequeña pasaba los días pensando la siguiente oportunidad que tendría de ver a mi querida abuela y abuelo. No veía el momento de llegar a Culiacán y disfrutar de su compañía.
Mi abuela fue siempre una maravillosa persona, llena de cualidades increíbles. Era talentosa, pero honrada, astuta,pero jamás aprovechada. Tenía muchas cualidades, aunque en ese momento yo veía a mi abuela como un todo. Mi abuelo por otro lado era ciego, pero veía aún más que el resto del mundo. Era mi compañía perfecta en las tardes calurosas. Me brindaron muchas alegrías y aún ahora (aunque ya no están conmigo) les amo y les agradezco todas sus enseñanzas. Y así me siento con las personas que me han dejado atrás, de esta misma manera, siento que al igual que mis abuelos... No me dejaron del todo. Aprendí de mis experiencias a su lado y dejaron algo de ellos en mi.
Muchas gracias por los minutos, horas,días o años que nos conocimos. Por las bellas vivencias y las duras tormentas. Como valientes que somos hemos llegado hasta aquí.
No importa como sea de ahora en adelante, voy a continuar incluso si duele. Seré valiente y viviré al máximo para luego no tener arrepentimientos.
Gracias Manuela y Benito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario